Cinco cosas que aprendí de no tener tiempo

Parece que nos encanta quejarnos de que no nos da tiempo para hacer todo. Que nosotros somos los más productivos del mundo, pero faltan horas al día. Sin embargo, hay cinco cosas que he aprendido acerca de “no tener tiempo” estas últimas semanas. ¿Cuáles son?

1. Realmente, sí que tienes tiempo

Deja de perderte durante largas horas en Twitter y lee únicamente a personas que te aporten algo, por ejemplo. No pasa nada si te pierdes los veinte vídeos de gatitos de tus antiguos compañeros de instituto en Facebook.
Piensa bien qué ratos de descanso vas a tener y cuánto tiempo vas a descansar. Si se eliminan las “pérdidas de tiempo”, en muchas de las ocasiones, ¡sorpresa!, sí que había tiempo.

2. Organiza, organiza, organiza

Ya os hablé de qué aplicaciones utilizo para organizarme mejor aquí. Una de las claves para poder hacer muchas cosas en el mismo tiempo del que todo ser humano dispone es organizarse. Listas de cosas que hacer a corto, medio y largo plazo. Tener claras las prioridades para no perderse en actividades nimias cuando no toca.
Establece horas para dedicar a redes sociales, cuándo vas a hacer tareas de casa, ten en cuenta las horas de clases/trabajo y las que tendrás que dedicarle a estas mismas clases/trabajo fuera de ese horario. Calendario, horario, to-do-lists y… ¡Manos a la obra!

3. Nada es imposible… Menos ser un robot

Hacía algunas semanas me veía a mí misma con tanta carga de trabajo que intentaba trabajar de la mañana a la noche todos los días de la semana. Entre las clases, tareas de casa y algunos cursos, cuando llegaba el momento de trabajar en mis propios proyectos estaba tan cansada que me dedicaba… a procrastinar.

Horror. Procrastinar.

Un par de horas de no hacer nada por completo rompen por completo la sensación de productividad, ¿verdad?

Al final di con la misma solución que me habían recetado las voces de la experiencia: descansar un poco. En conclusión, ten un día de fin de semana para dedicar al disfrute, guárdate horas de descanso diarias y una noche semanal para ver esa serie que tanto te gusta. Te lo mereces.

4. Alíate con la tecnología

Tu móvil puede ser un gran aliado para seguir trabajando en las horas de autobús, tren o en salas de espera. Ahora mismo puedes disfrutar de contenido en podcasts o audiolibros, por ejemplo. Los documentos que tengas que leer puedes llevarlos en la tablet o en el e-reader. Yo, por ejemplo, destino el tiempo en transporte a poner al día las redes sociales.

aprovecha el transporte para actualizar redes sociales

5. Disfruta de cada momento

Ocurre que nos ponemos a escribir un post para el blog y nos dispersamos mirando los likes de nuestra última foto en instagram, chateando con cinco personas distintas y jugando con el dinosaurio de Chrome cuando no tiene conexión. Hay que disfrutar el tiempo de ocio, pero también los ratos de trabajo. Ser capaz de saborear las palabras, del proceso de escritura, edición… Sea lo que sea lo que hagamos. ¡Da el 100% de ti en todo lo que hagas! Al fin y al cabo, si le estás dedicando tu tiempo significa que es lo suficientemente importante como para dedicarle toda tu atención 😉

¿Tú qué has aprendido de todas esas veces que decías “no tengo tiempo” y conseguiste sacar tiempo “de la nada”?


Escribo este post porque llevo un tiempo sin aparecer por aquí precisamente por eso: por falta de tiempo. Además acarreaba un desánimo importante. Mi “medicina” ha sido rodearme de personas interesantes, con ganas de trabajar y luchar por sus sueños; disfrutar de la fotografía, salir un poco de mi zona de trabajo, apuntarme a diversos cursos y volver a subirme al caballo –sin miedo–.

Subo mis fotografías a @merystudios y ahora podéis ver imágenes de mi día a día en @mery.valles. ¡Pronto os traeré más noticias! Tengo muchas nuevas ideas en la recámara.

¡Un abrazo!

Firma Mery

5 thoughts on “Cinco cosas que aprendí de no tener tiempo

  1. Estoy de acuerdo que el “no tengo tiempo” suele ser en “lo tengo pero lo desperdicio”. Algo que mehe dado cuenta es que me paso la semana “agobiada” para llegar a todo y que, aunque me entretiene y encanta, tampoco es bueno meterte tanta presión. Trabajo por el día y trabajo por la noche. Sin embargo, cuando llega un miércoles y me apetece vegetar viendo lo que sea que echen en la tv o alguna serie pendiente, lo hago. Siempre hay tiempo, sólo hay que saber dónde sacarlo. Y el descanso y el ocio son imprescindibles para nuestro día a día.

  2. ¡Qué post tan bueno! La verdad es que no se me había ocurrido que la mayoría de las veces perdemos el tiempo en cosas un poco tontas y después nos quedamos sin tiempo para cosas que realmente lo necesitan.
    Buenos consejos.

  3. Los vídeos de gatitos del Facebook… ¡qué peligro! La verdad que muy aliada con la tecnología no estoy, es el paso que me falta. Por lo menos digamos que tengo organización, algo es algo, jajajaj. Muchas veces nos quejamos de “no tener tiempo” y lo que en realidad tenemos es pereza y vagueo, siempre habrá un huequito para hacer las cosas que más nos gustan ^^

    Un besazo

  4. Pingback: Sugerencias + colaboraciones | Winter Studio
  5. Tus post siempre me ayudan un montón a aclararme y a sacarme más partido a la hora de mi trabajo.
    Últimamente el “no tengo tiempo para hacer X” es mi excusa favorita y no, eso tiene que acabar ya.
    Me parece un post super interesante y que sirve de mucha ayuda.

    Un abrazo.

Leave a Reply to Lisboa. Cancel reply