Cinco minutos cruciales: Una pequeña guía sobre controlar nervios

A todos nos pone nerviosos algún tipo de prueba o situación. Siendo sincera, aún no he conocido a nadie a quien no le ponga nervioso absolutamente nada. Por eso escribo esta entrada: A mí los nervios ya me habían jugado una mala pasada anteriormente y para hacer el examen práctico del carnet de conducir me puse como objetivo asegurarme bien de saber controlarlos.

No debemos considerar los nervios como algo malo, sino natural, que ocurre cuando nos enfrentamos a algo a lo que no estamos acostumbrados o que nos supone un reto importante. Aunque sean naturales, pueden hacer que este “algo” no salga todo lo bien que debiera. Es lo que queremos evitar. Por esta razón traigo un poco de información y algunos de mis consejos para controlar los nervios.

Primero: ¿Por qué estamos nerviosos?

Los nervios son la respuesta natural a un enfrentamiento que nos provoca inseguridad.

“Según el Instituto Nacional de Salud de los Estados Unidos (NIH), estamos nerviosos porque el cerebro activa una «respuesta encaminada a reaccionar ante un cambio»”, leemos en ABC Salud.
También se explica que la reacción es similar a la que siente una cebra al toparse con un león; nos encontramos en una situación que nos provoca miedo e inseguridad y reaccionamos en consecuencia. Nuestro cuerpo experimenta sudores, temblores…

Por tanto, los nervios son la respuesta natural a un enfrentamiento con un reto o cambio que nos provoca inseguridad.

El segundo paso es localizar el foco de los nervios: ¿Qué es lo que realmente me pone nervioso?

¿Es la mirada de tus compañeros mientras presentas tu trabajo?¿La presencia de un profesor mientras conduces?¿El simple hecho de ser preguntado acerca de algo de lo que no estás seguro?

Así podremos centrar nuestros esfuerzos más en un punto o en otro. Las siguientes recomendaciones son generales, tú puedes aplicarlas a aquello en lo que tú necesites aprender a calmarte 🙂

Los cinco primeros minutos suelen condicionar cómo nos enfrentemos al resto de la prueba.

Los cinco primeros minutos, cruciales.

El pensamiento durante los cinco primeros minutos* es lo que suele condicionar cómo nos enfrentemos al resto de la prueba. Trabajar en estos cinco primeros minutos haciendo uso de los consejos que doy abajo podrá darte buenos resultados.

*medida no científica

Los errores los cometemos todos

Si cometes un error al principio, te equivocas en una palabra o tomas una decisión que no es exactamente la que querrías haber tomado, no te quedes anclado en el error. Haz “borrón y cuenta nueva” y sigue avanzando. Como dice un dicho alemán, “langsam aber sicher” (despacio, pero seguro).

¿Confianza?

¡Importantísima! Una forma de ganar confianza es prepararte bien: ensayar con personas cercanas o a solas, hacer ejercicios-tipo de aquello que vas a tener que hacer, hacer las cosas con antelación para evitar los nervios de última hora de no-voy-a-llegar…

tumblr_nmi6zxMDX01slhhf0o1_1280Relajación

Creía que este punto era menos relevante hasta que llegó el momento de hacer el práctico del examen de conducir. Me encontraba en un terreno completamente nuevo y desconocido. En definitiva, muy nerviosa.

Seguí el consejo de mi padre: He empezado a hacer ejercicios de relajación.

¿Cómo puedo hacer estos ejercicios?

¡Muy sencillo! Sólo necesitamos una silla y seguir las siguientes indicaciones:

Nos sentamos en una silla, con los brazos extendidos a lo largo del cuerpo y cerramos los ojos (para evitar el impacto visual que muchas veces tiene la culpa de la rapidez a la que nos aumentan los nervios).
A continuación, inspiramos aire de forma abdominal (debe hinchársenos la tripa) y lo mantenemos a la par que tensamos lentamente todos los músculos de nuestro cuerpo. Lo mantenemos así unos segundos y soltamos el aire por la boca de forma muy lenta.
Para terminar, realizamos respiraciones abdominales inspirando, manteniendo el aire cinco segundos y soltándolo lentamente por la boca.

Yo uso la técnica de la respiración ayudada por la iniciativa de “Do Nothing For 2 Minutes”, que incorpora sonido de oleaje y playa y te impide que toques teclado o ratón durante esos dos minutos.

Aunque empecé a hacer esto para enfrentarme a un examen en particular, he incorporado la relajación en mi vida diaria y desconecto durante dos minutos para descansar mi cuerpo y mi mente de la vorágine de pensamientos y tareas en las que suelo verme envuelta.

¿Algún consejo más?

Una vez estás ahí, huir no es una opción, así que agarra el corazón en un puño y hazte valer. ¡Lo has preparado y estás ahí para salir con una victoria! El pensamiento positivo es muy, muy importante. El negativismo únicamente te introducirá en una espiral donde tu mente no funcionará bien.

Las prisas, fuera. Ejercicios de relajación antes e intentar mantener la calma en todo momento, yendo a nuestro ritmo.

Si sigues teniendo problemas, pide ayuda. Investiga más acerca de técnicas de relajación distintas, prepárate las pruebas con distintos métodos y siéntete seguro en el momento de la verdad.

¡Espero que esta entrada os sea de utilidad!

Un abrazo,

Firma Mery

Bibliografía:

ABC Salud: Nervios, explicación: http://www.abc.es/salud/noticias/20140711/abci-nervios-estres-explicacion-201407101452.html

https://youtu.be/nUN-ej4AXBk Este vídeo explica el ejercicio de relajación que yo he explicado más arriba pero de una forma algo variada. Se pueden hacer de múltiples formas, ¡Busca la que más te guste a ti!

4 thoughts on “Cinco minutos cruciales: Una pequeña guía sobre controlar nervios

  1. Respirar es super importante. Además lo descubres al final, cuando ya no te queda otra y dices: bueno, voy a probar, que total… Pero sin mucha esperanza. Y te calmas poco a poco, aunque he de reconocer que a mí me costaba no desconcentrarme y ceder a la tranquilidad por un ratito.
    Yo cuando estoy nerviosa paso insomnio. En exámenes dormía poco (y tampoco me quedaba estudiando, solamente despierta intentando descansar), en cursos de kendo también me pasa que duermo poco. En cuanto tengo una actividad fuera de lo común, me da en el sueño. Y me fastidia, sobre todo en kendo, cuando dependes de la capacidad física para ir mejor o peor.

    1. A mí me lo dijo mi padre cuando suspendí el primer examen, llevaba ya diciéndomelo un tiempo… Y encima piensas, ¡Tendría que haberle hecho caso antes!
      Lo del insomnio debe de ser horrible, sobre todo cuando hay actividades que te gustan :/. Espero que puedas trabajar en ello poco a poco. Yo no suelo tener insomnio, cuando lo tengo suele ser por preocupaciones o similar, pero estoy aprendiendo para que no me moleste al sueño.
      Muchas gracias por leer y comentar <3

  2. Yo soy de esas personas que se pone bastante nerviosa con casi cualquier cosa. Supongo que me agobio a veces demasiado, pero bueno, me viene de serie ¿qué se le va a hacer? El caso es que desde hace un tiempo que uso la técnica de la relajación con música del tipo que has descrito. ¡Es lo mejor! Aunque hace tiempo que no lo practico porque no tengo exposiciones ni nada por el estilo cerca. Pero sí que es importante respirar hondo y relajarse de vez en cuando, al menos para despejar por un momento la mente. ¡Creo que hoy lo pondré en práctica! Jejeje.

    Hablando de insomnio. A mí me pasa, por ejemplo cuando mi padre no está en casa, que me despierto una hora antes (aprox) y me empiezo a agobiar pensando que no ha sonado el despertador. Y creo que me ocurre desde que una vez se olvidó de poner el despertador mi madre, o no lo oímos ninguno (no lo recuerdo bien). Y aunque pusiera el mío, tampoco me fío ahora porque ya me ha pasado que no ha sonado (o no me he enterado). Pero por suerte, eso solo me ocurre en ocasiones “especiales”. Pero debería aprender a relajarme al menos un rato todos los días…

    Gracias por compartir este tipo de entradas con nosotros. Eres un amorcete ♥

    1. ¡Hola de nuevo! A veces yo también me agobio, pero lo importante es implicarse en ello para mejorarlo :). Espero que te vaya bien mi recomendación. Yo también me ponía algo nerviosa con el despertador hasta que me acostumbré a no despertarme por nadie más. Me pongo varias alarmas (por ejemplo, una a las siete y media, otra a menos cuarto y otras a las ocho) y así no suelo tener problemas.
      Gracias a ti por comentar en mis entradas, se agradece mucho. Un abrazo.

Leave a Reply to Innocence Studios Cancel reply