Strong is the New Pretty

Hace unas semanas descubrí una serie de fotografías que provocaban en mi interior ganas de vivir, gritar, reír. Son de la fotógrafa Kate T. Parker y crean una reivindicación a favor de una facción infravalorada en las mujeres: La fortaleza. Sus hijas y sus amigas son las modelos de estas imágenes, que pretenden mostrar al mundo que no es necesario ser perfecta, preciosa y superficial para ser querida.

strong-is-the-new-pretty-kate-parker-311

we should encourage every girl to “be an athlete, be loud, be a leader.”

Muestran a estas niñas tal y como son: Libres, revoltososas, divertidas, furiosas, fuertes. Las fotografías de Strong is the New Pretty muestran todo lo que bulle en nuestro interior y, en muchos casos, reprimimos. Nos tapamos la boca para reír o no nos zambullimos en la piscina, sino que entramos de forma elegante aunque nos remuerdan las ganas de lanzarnos al agua sin ningún miramiento.

slide_343355_3563204_free

“You don’t need to be pretty, perfect or compliant to be loved.”

El mensaje se transmite en todas las fotografías, resaltando unas u otras facciones de las modelos, extrapolables a esa fiera interior que crece en cada uno de nuestros corazones. Merece la pena dedicar un momento a observar las imágenes y comprender el significado detrás de cada una de ellas.

slide_343355_3563197_free

a way to encourage them to escape the stereotypes imposed on young girls and celebrate their strengths and interests

Las mujeres no hemos sido creadas para ser perfectas dentro de un molde de bondad, voz suave y una tranquilidad elegante y maquillada. Puede que hablemos bajito de habitual, pero nos encante gritar y reír a carcajada limpia cuando toca. Pueden encantarnos las faldas, las flores y pasar la mañana de compras, pero no por ello deberíamos dejar de correr con todas nuestras fuerzas, hacer luchas de almohadas o desafiar a aquellos que dudan de nosotras.

Creo que a veces tenemos un concepto erróneo de cómo somos o debemos ser. No deberíamos criticarnos entre nosotras por elegir una ropa u otra, por cortarnos el pelo o dejárnoslo hasta la cintura, tener una relación estable o preferir la soltería. En ocasiones nos olvidamos de que estos ataques son ataques hacia otras personas que están siendo ellas mismas a través de sus actos. No abogo por ello en defensa de los actos crueles, pero sí del respeto hacia cada uno de los individuos.

serie_completa_strong_is_the_new_pretty_146442610_1024x683

No quiero que mis nuestras posibles futuras hijas vivan creyendo que para ser queridas deben de ser perfectas en ese molde de plástico rosa en el que muchas han sido educadas.

Por contra, quiero que conozcan el sentido del amor al prójimo, la libertad, los sueños, la diversión. Por eso este mensaje me parece más que importante:

Strong is the New Pretty

No deberíamos querer ser bonitas como meta de vida; ya lo somos, de una u otra manera. Nuestra meta es ser fuertes de la forma más personal posible para plantarle cara a la vida. Eso no debería poder arrebatárnoslo nadie.

Parker captured this image of her daughter, Ella, playing with glitter. It captures who she she is, Parker said.
Parker captured this image of her daughter, Ella, playing with glitter. It captures who she she is, Parker said.

 

Os animo a leer la entrada en el blog de la fotógrafa y a ver la serie completa. Las entradas que ilustran la entrada pertenecen a Kate T. Parker (Strong is the New Pretty).

He extraído algunas citas del artículo del Huffington Post dedicado a la seriegrafía de fotos.

Espero que os haya gustado esta entrada. Recordad, compartir es vivir 🙂

Un abrazo,

Firma Mery

¡Déjame un comentario!