Trucos para afrontar un cambio de aires

+ INCLUYE DESCARGABLE

¡Socorro, mudanza! Tengo la casa patas arriba y la cabeza llena de ideas, notas mentales, cosas frágiles, cajas y bolsas…

¿Te suena? Los cambios de aires nos asustan y nos emocionan a la vez. Aunque no nos demos cuenta, estamos constantemente expuestos a ellos. A veces tenemos unas ganas increíbles de mudarnos, de trabajar en otro sitio y descubrirlo… Pero otras no –y la vida nos obliga aún así a hacer el cambio–. Ya sean mudanzas voluntarias o no, hay un momento final en el que tememos dejar atrás lo que conocemos y comenzar de nuevo.

Nota antes de comenzar: Voy a hablar de mudanzas como ejemplo de un cambio importante pero creo que lo que voy a decir puede aplicarse a otros tipos cambios. Espero que mis consejos os sean útiles 🙂

¡Sé positivo! Los cambios suelen hacernos bien: Cambiar de aires puede sacar lo mejor de nosotros, cosas que estaban ocultas o que no podríamos haber descubierto en nuestra anterior vida.
Se nos abren nuevas posibilidades. Un sitio desconocido tiene lugares para explorar, situaciones nuevas, otras personas. Aprovecha para descubrir tu nuevo “hábitat” y busca los pros y los contras… Pero resaltando los puntos positivos. ¡Al fin y al cabo, ahora estarás ahí! Al final del post te espera un regalo para hacer una lista bien bonita de pros y contras ♥

Organízate para el cambio, hazlo de forma progresiva y ordenada. Esto te ayudará a que el shock sea menor y que te hagas a la idea poco a poco.

Ahora mismo estoy llevando a cabo una importante mudanza, así que os voy a dejar a continuación paso a paso los puntos más importantes para que no se nos escape de las manos en cuanto a organización:

  1. ¿A que no quieres llevarte un montón de cosas que nunca has utilizado? Sólo las moverás de un lado para otro. Aprende a tirar a la basura (u otro contenedor como el de la ropa para donar) esos apuntes de tercero de la ESO, las camisetas que te regalaron hace años que no te pones ni para limpiar… Piensa en QUÉ es realmente importante y quieres llevar contigo.
    Aprovecha que las cosas pasarán por tu mano para plantearte la pregunta “¿Realmente quiero, necesito y utilizo esto?”
  2. Lo que esté sucio lo estará también cuando llegue a su nuevo sitio. No acumules trabajo y ya que las lámparas de mesilla, las copas y demás pasan por tu mano, pásales un trapo. ¡Así ya lo llevas limpio y el comienzo en tu nuevo hogar no empezará con una sesión de limpieza!
  3. Si tienes posibilidad o haces la mudanza por tu propia mano, aprovecha para ir haciéndola poco a poco y colocando las cosas por partes. Así sabrás bastante bien dónde has puesto cada cosa y además te ahorrarás esas semanas tediosas rodeado de cajas, cajas, más cajas…

Cámara fotográfica

Encuentra un lugar bonito –en todos sitios hay uno– que visitar cuando busques inspiración. Mirar las cosas a través de un cristal positivo te ayudará a encontrarlos. En mi caso, he encontrado lugares de campo con cierto encanto que no había tenido en cuenta antes. Como me apasiona la fotografía, mis búsquedas de lugares bonitos están principalmente orientadas a zonas donde pasear y disfrutar de un buen rato de fotografías.

Busca círculos. Si quieres conocer personas unirte a un club de lectura, algún tipo de clases o buscar personas en ese lugar a través de redes sociales puede venirte bien.

¡Ante todo, no te preocupes! No todo queda atrás. Hoy en día hay muchas formas de mantenernos en contacto, ir a ver a nuestros amigos… No será lo mismo, no, pero este cambio te ayudará a ampliar tus círculos y aprender cosas nuevas.

Te invito a imprimir y rellenar en el descargable que os regalo un poco más abajo los puntos más positivos y los que menos te agradan de tu nuevo lugar –de vida, de trabajo…–. Procura paliar los puntos negativos con ¡más y más puntos positivos! Podrás ponerlo en la nevera, tu agenda, tu carpeta, en la pared o donde mejor te venga y lo tengas a mano hasta que te sientas adaptado del todo 🙂

¡Descarga aquí!
Espero que estos trucos te sean de utilidad. ¡No olvides compartirlo y pasárselo a amigos a quienes creas que puedan interesarles!
Un abrazo,

Firma Mery

¡Déjame un comentario!